Otras noticias

Sofia Coppola cuenta la triste historia de Priscilla, la mujer de Elvis

Cuando se conocieron, él tenía 24 años y ella 14; así pudo moldearla a su gusto. La actriz Cailee Spaeny logró la Copa Volpi del festival de Venecia por este retrato

‘Ferrari’, con Adam Driver, trae de vuelta a Michael Mann

El director de ‘Heat’ firma un drama de carreras sobre el mítico fundador de la escudería italiana. Penélope Cruz encarna a su mujer

Emma Stone, a por su segundo Oscar

La actriz construye un papel único en ‘Pobres criaturas’, de Yorgos Lanthimos (‘La favorita’), una original relectura del mito de Frankenstein

La temporada que te enganchará a la ópera y al ballet

Estrellas como Kaufmann, Radvanovsky, Flórez, Camarena, Beczala. Las batutas de Dudamel, Barenboim, Thielemann. Y montajes de Miguel del Arco, Laurent Pelly, Calixto Bieito

J. A. Bayona, candidato español al Oscar

‘La sociedad de la nieve’, relato de supervivencia sobre un equipo de rugby en los Andes tras un accidente de avión, también opta al Globo de Oro y a 13 ‘goyas’

Vuelve Filmo Verano en versión original

En julio y agosto, repasamos lo mejor del cine de autor de 2023 en un ciclo que incluye títulos ganadores en Donosti o Venecia. Abonos y precios especiales

Los lunes, toda la cartelera a 4€

Empieza la semana con entradas a precio reducido en nuestro Día del Espectador. También pases en versión original

Ricardo Darín y uno de los juicios más importantes de la historia

En Argentina 1985 Santiago Mitre relata la historia real del fiscal que sentó en el banquillo a Videla y los coroneles de la dictadura militar

Para Guillermo del Toro, los monstruos somos nosotros

Bradley Cooper y Cate Blanchett planean una estafa en ‘El callejón de las almas perdidas’, salto al cine negro del director mexicano

Ésta no es otra película sobre el Holocausto

archivado en: Estrenos, Promoción
Perturbadora y lúcida, ‘La zona de interés’, de Jonathan Glazer, retrata la vida cotidiana de un comandante nazi de Auschwitz y su familia

Una familia alemana vive en una preciosa casa con piscina. Todo es aparentemente idílico. Con un ligero matiz: corre el año 1943 y está pegada a Auschwitz. El padre es el comandante nazi Rudolf Höss (Christian Friedel), principal responsable del campo de concentración, quien se considera a sí mismo “un hombre normal, con preocupaciones normales”. Un monstruo de rostro anodino, complexión poco amenazante y carácter casi afable, cuyo día a día está lleno de rutinas: los juegos de los niños, las visitas de familiares, el cuidado del jardín, el nuevo abrigo que se prueba su mujer. Pero cada ritual resulta obsceno, absurdo en ese contexto. De fondo se escucha un constante ruido, a veces de una chimenea sale humo sin parar, y el agua del río aparece llena de ceniza. La zona de interés es el nuevo proyecto de un director siempre lúcido y visionario, Jonathan Glazer. Se estrena este fin de semana en nuestros cines Lunes en versión original subtitulada./p>

La zona de interés

El realizador y guionista británico (1965) ya nos perturbó con Under the skin (2013), en la que Scarlett Johansson era una alienígena que seducía y devoraba hombres. Ahora ha conquistado el Festival de Cannes y optado a tres Globos de Oro por esta adaptación de la novela de su compatriota Martin Amis. Un drama que retrata hechos atroces con frialdad, sin violencia ni morbo. El horror se mantiene fuera de campo; la cámara nunca atraviesa el muro. Glazer es consciente de que cada nuevo filme sobre el Holocausto debe preguntarse si su aportación es no solo necesaria y respetuosa, sino también novedosa. Si El hijo de Saúl, de László Nemes, acompañaba al protagonista pero ocultaba el fondo, aquí todo se observa desde una perspectiva distante, mediante una cámara estática. No existen los primeros planos, para no empatizar con los verdugos. Pero tampoco se nos muestra el sufrimiento de las víctimas; solo la banalidad del mal. No hay sensacionalismo, sí mucha angustia. Glazer se confirma como uno de los cineastas más valientes y originales de nuestro tiempo. Su carrera ya había dejado huella en el terreno del videoclip (para Nick Cave, Radiohead, Massive Attack) y la publicidad. En la gran pantalla debutó con el thriller Sexy Beast (2000), que le valió a Ben Kingsley una nominación al Oscar. Quizá siga sus pasos la mujer del protagonista, la alemana Sandra Hüller, premiada por Toni Erdmann y también presente este año en Anatomía de una caída.




Comparte en redes sociales